José Emilio Muñoz Labra

Informática, poesía y un largo etcétera

Agapao

¿Qué te hicieron, dulce nostalgia?
Tus pasos huyen del refugio.
¿Quién te dañó, ojos brillosos?
Nuevas presencias invocan tus pesadillas.

El amor es un veto infranqueable
Seguirte se vuelve un crimen
Las buenas maneras son agravios
Malditos monstruos, herrumbre corrosiva

La senda de tu desdén es tolerable
Afrontaré tu desprecio candoroso
Ofrezco mi otra mejilla
Esas actitudes solo son tus fantasmas

¿Por qué sigues ahí?
Yo lo decidí.
¿Podrías decidir salir?
Sí, no lo haré.

Dicen:
No la tomes en cuenta
No se preocupa por ti
No vale la pena.
Pero,
No saben lo que es el agapao.

No me herirán tus dardos
No caeré en tu precipicio
No te abandonaré
No descansaré hasta verte sonreír



Add your comment

XHTML: You may use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>