José Emilio Muñoz Labra

Informática, poesía y un largo etcétera

Microcuento

– ¿Te acuerdas cómo nos conocimos?
– Sí, amor. Fue en Dichato, viendo a Los Jaivas.

Nicanor Parra (1914 – 2018)

Descanse en paz, antipoeta.

Ya sé, no lo encontraré en el salón de honor de la universidad, tampoco en la caza del ezcritor.
Estaré detrás del garage, aprovechando el solcito veraniego.
Si preguntan por usted, les diré que “va y vuelve”.
El último apaga la luz. Nadie sabe para quien trabaja.

¡Feliz Año 2018!

Image by BiljaST

¡Feliz año nuevo amigos! Una vez más hemos completado una vuelta al sol. Lo hacemos con alegría y con muchas expectativas acerca de lo que viene. Todo debe seguir una continuidad tanto de los proyectos que se han iniciado como también de lo que hemos definido como nuestros objetivos en la vida.

Personalmente el año que pasó ha sido muy bueno, de un gran crecimiento espiritual y personal. Al hacer la retrospectiva encontramos tres acontecimientos muy importantes que detallo ahora:

  1. Director del Ministerio en Favor de las Personas con Discapacidad de la Iglesia Adventista Central de Concepción: Sin lugar a dudas ha sido un gran desafío el que se me encomendó. Esto significó un crecimiento tremendo en muchos aspectos para todos los involucrados en esta enorme tarea. Doy gracias al Señor que nos acompañó y guio en todo momento. Este año nuevamente estaremos trabajando para este ministerio por lo que los desafíos se multiplican y la comunión, relacionamiento y cumplimiento de la misión se profundizan.
  2. Reinicio de mi tratamiento: Después de muchas evasivas, finalmente este año he retomado todo lo que dice relación con mis tratamientos y rehabilitación. Ha sido un proceso positivo en todos los aspectos. Hemos logrado controlar la espasticidad dentro de lo que se puede y he aprendido nuevas técnicas para mejorar mi rendimiento motor dentro de la severidad de mi impedimento físico.
  3. Vocal de mesa: Fue toda una sorpresa. Como cualquier chileno estaba consultando mis datos para confirmar donde me tocaba votar, cuando me encuentro con la sorpresa que había sido nominado como vocal de mesa. Fue una experiencia distinta, cumpliendo con un deber cívico que creo que todos deberíamos cumplir al menos una vez en la vida.

En fin, el 2017 fue un año positivo, con muchas experiencias y enseñanzas. Espero que el 2018 sea muy bueno para todos. Un gran abrazo y el mejor deseo de éxito en todos los planes que emprendan.

Feliz Navidad 2017!

Image by JESHOOTS

Muy Feliz Navidad para todos mis amigos, seguidores y lectores presentes en mis redes sociales y a quienes leen este blog. Espero que puedan disfrutar estas fiestas en familia y si no es así, puedan estar en un buen ambiente, con buenos deseos para todos.

Muchas veces hemos hablado acerca del sentido de la Navidad. Hoy no volveré con eso, pero espero que todos puedan tener ese pequeño momento de reflexión, serenidad y paz que merece una conmemoración como esta. El momento de las compras o el cumplir con los compromisos debiera dejar lugar a la evocación de aquel humilde nacimiento de quien renunció a toda su gloria celestial para salvar a la humanidad y así entregar el mayor gesto de amor conocido en todo el universo.

Un regalo que hoy te puedo dar es mi corazón, mi abrazo y mi amistad. Espero que sea de tu agrado.

¡Feliz Navidad para todos!

7 años

7 años

Hoy se cumplieron 7 años desde que mi papá inició su descanso. Obviamente se le extraña, pero cada día que pasa es uno menos para nuestro reencuentro.
Hoy habían unas flores en su tumba, que seguramente se las dejó mi prima a quien le agradezco el gesto, ya mi papá está sepultado al lado de su querida hermana Oriana.
De esta manera, entonces, quedó muy bien adornado con el arreglo que le habíamos traido y las flores.

Cumpleaños 45

El 45 es un buen número. Es lo que dura un tiempo en el fútbol, es la diferencia entre 1290 días y 1335 días, es la mitad de un ángulo recto, es lo que duraba un lado de los cassettes antiguos cuando uno grababa canciones de la radio y es el número de años que cumplí ayer 25 de abril de 2017.
Como nunca recibí muchos saludos, tanto telefónicos como por mensajes de whatsapp y facebook. La tecnología siempre muy presente, que acorta las distancias y hace cercanos los afectos.
Muchas gracias a quienes se dieron el tiempo de saludar y estamos al habla como siempre.

Feliz año 2017!

happy-new-year-1912680
Fuente imagen: pixabay.com

Espero que todos tengan un muy buen año 2017 y que se cumplan todos sus planes y proyectos. No hay dudas que la mejor manera de lograr el cumplimiento de los objetivos que nos trazamos es, en primer lugar, creer firmemente en lo que se está haciendo y, por otro lado, darle todo el tiempo y dedicación que sean necesarios. Hasta las cosas que a primera vista nos parecen más triviales necesitan esfuerzo y dedicación para conseguirse.

Sin embargo no debemos sentirnos abrumados ante aquello. Muchas veces a simple vista las cosas nos parecen complicadas, pero una vez embarcados en el desafío, con esfuerzo y perseverancia, todo puede fluir de una manera que no imaginábamos.

Estas reflexiones me hacen recordar los periodos post-operatorios que me ha tocado vivir durante mi rehabilitación. Una vez operado, debía soportar semanas con yeso en las piernas, en una posición incómoda para dormir y con episodios de dolor debido a espasmos producto de la espasticidad. Cuando me sacaban el yeso, el alivio era tremendo, pero debía iniciar inmediatamente un proceso de ejercicios con el objeto de recuperar la movilidad en las piernas y aprender a caminar de nuevo. Durante dos veranos, en mi infacia y adolescencia, tuve que estar en ese proceso, mientras los demás niños disfrutaban de las vacaciones. Con la mente puesta en caminar bien para marzo y así no atrasarme en el colegio, cada día hacía mis ejercicios y terapias en la Teletón, procurando lograr avances que se notaran por parte de mis médicos. Así, día a día, paso a paso, logramos cumplir el objetivo y estaba listo para, una vez dado de alta, iniciar las clases el lunes siguiente.

Nada se logra sin esfuerzo ni dedicación, todo requiere una cuota importante de fe, compromiso y trabajo. Así como para mejorar mi modo de caminar tuve que sacrificar dos vacaciones de verano, todo logro requiere sacrificios.

Un gran abrazo y feliz año nuevo para todos. Sígamos en este camino de conocernos y compartir nuestras vivencias este 2017.

Feliz Navidad 2016

Image

Una nueva Navidad. Un nuevo momento para recordar el mayor regalo que Dios ha entregado a la humanidad, la encarnación de su Hijo para la salvación  de todos quienes crean en Él.

Más allá de lo que vemos en las noticias y de lo que nos ofrecen los medios, sabemos que lo esencial es lo invisible, lo que permanece con nosotros a pesar de cualquier circunstancia. Poner nuestra vista en las cosas invisibles nos permite proyectar un horizonte de vida mayor y más trascendente.

Hoy sábado 24 de diciembre les deseo a cada uno de ustedes una feliz Navidad junto a todos sus seres queridos, esperando que los deseos del corazón sean los más satisfechos y los que llenen todas sus espectativas. Un gran abrazo y todo mi afecto.

 

Siempre con la Teletón

Prontos a una nueva Teletón, nuevamente nos encontramos con aquellos que buscan llamar la atención acerca de su opinión negativa ante la campaña. Palabras que más que críticas constructivas pasan a ser ataques que son rápidamente viralizados. Muchos de esos ataques son en base a rumores de nulo sustento, con un titular sensacionalista y un vocabulario prepotente y arrogante, pretendiendo ser la verdad absoluta.

Quienes salimos en defensa de esta obra, que ha sido beneficiosa para miles de chilenos y en general para la comunidad toda, somos calificados como ignorantes, manipulados y quien sabe qué barbaridades más. Generalmente prefiero callar ante tanta bulla, pero la majadería cansa.

Uno de los argumentos más usados para descalificar la campaña es que ésta “usa a las personas con discapacidad como sujetos de lástima y no como sujetos de derecho”. Se nota que no han visto la campaña desde hace muchos años. De un tiempo a esta parte la campaña de la Teletón en Chile se ha enfocado en mostrar los logros que sus pacientes han alcanzado, gracias al tratamiento multidisciplinario que reciben en los centros de rehabilitación de la institución. De esta manera hemos visto casos de niños que han completado su enseñanza escolar exitosamente, jóvenes que han llegado a la educación superior y son referentes para sus compañeros, adultos que han formado familia, jóvenes que al no encontrar trabajo hicieron sus propios emprendimientos, otros que se aventuraron en la vida y salieron de sus entornos familiares para llegar a las grandes ciudades y hacer sus estudios superiores en mejores condiciones. Ni hablar del caso de quienes se han dedicado al deporte paralímpico y han destacado en sus respectivas disciplinas o de quienes se han dedicado al talento artístico. Claramente todos aquellos casos no apelan a la compasión, sino que muestran los logros de la Teletón y cómo el aporte que hacen los chilenos a la campaña es útil.

Sin embargo, también hemos visto casos dramáticos, en donde el infortunio pareciera ensañarse con sus protagonistas y las emociones pueden pasar de la pena a la rabia, hasta la esperanza de rehabilitación con los logros demostrados una vez que la Teletón ha pasado a formar parte de sus vidas y el deseo legítimo de “hacer algo”. Una de las mejores maneras de “hacer algo”, en el contexto de la campaña, es hacer un aporte, ponernos la mano en el bolsillo. Y esto implica un llamado a tener compasión.

La compasión corresponde a un grado de empatía profunda, que va más allá de “acompañar en el sentir” o decir “pobrecito el niñito”. La compasión me mueve a querer hacer algo para mejorar la situación de la persona que veo que lo está pasando mal. Por lo tanto, yo no me avergüenzo de apelar a la compasión, así entendida, cada vez que llamo a colaborar con la campaña. Todos saben de la infraestructura de los centros de rehabilitación, la capacidad de sus profesionales y como mejora la calidad de vida de sus pacientes. Todo ello se ha logrado con el aporte generoso de todos aquellos que han empatizado con nuestra realidad, han entendido que los frutos obtenidos solo se logran con el tiempo y dedicación que pueden obtener en los centros de Teletón y que una minoría vociferante, atrapada en su egoísmo y consumida en su desdén jamás entenderá.

Mi experiencia me indica que la gente reacciona de distintas formas ante las historias. Desde aquel ingeniero que me abordó a la salida del aeropuerto Carriel Sur, después de la emisión de mi primer reportaje el año 1991, y me felicitó, hasta aquella señora que detuvo a mi mamá en el centro de Concepción y le dijo que gracias a uno de los reportajes ella ahora salía sin vergüenza de la mano con su hijita con Parálisis Cerebral. Sentimientos diversos que demuestran que lo que hacemos al mostrar nuestras historias no es un show lastimero sino que busca remover conciencias, hacer que la gente “haga algo” y no se quede solamente en su casa, llorando y sintiendo lástima por lástima.

Este 2 y 3 de diciembre los llamo a participar y colaborar activamente, juntos lograremos la meta y así cumpliremos los sueños de muchos niños. A la noche démonos el abrazo de Chile, como corolario del triunfo de los sentimientos más nobles contra aquellos que no ven más allá de su horizonte.

Despedida doctora Violeta Hinojosa.

El pasado 29 de marzo de 2016 participé de la despedida a la doctora Violeta Hinojosa, directora del Instituto Teletón de Concepción.
En aquella ocasión me correspondió dar un discurso de despedida, el cual adjunto para todos ustedes.
Fue un privilegio participar de dicha actividad. Le deseo el mejor de los éxitos a la doctora Violeta en los nuevos rumbos que ella tome, ya sea profesional como personalmente.

 

Despedida Dra. Hinojosa
Junto a la dra Violeta

 

Despedida Dra. Hinojosa
Con Ximena Casarejos