José Emilio Muñoz Labra

Informática, poesía y un largo etcétera

Carta abierta a Luz de Luna

Querida Luz de Luna: Feliz cumpleaños. Escribo con un pie sobre la espalda.
Querida Luz de Luna: Después de indagar por múltiples caminos, buscando respuestas a tantas cosas que no entendía, creo que he encontrado una respuesta verosímil a todo lo que ha pasado. En la carta que dices que no leíste, pero que creo que leíste, lo único que hice fue pedirte disculpas por el error. Lo hice tres veces, dominado por la ansiedad, la pena y el deseo de arreglar las cosas pronto. Obviamente algo no anda bien, porque me niegas el saludo que antes fluía espontáneo y alegre por parte de los dos.
En esta búsqueda, más que encontrarte nuevamente, me he reencontrado conmigo mismo. Me he dado cuenta de que muchas de las cosas que me limitaban eran debido a un letargo, a que no había algo que me movilizara, que me motivara a salir de la zona de confort. Sin querer, toda esta situación ha sacado de mí cosas buenas y malas que ni siquiera sabía que tenía, y que forman parte de mi esencia.
Curiosamente, todo esto hace que te quiera aún más. Indirectamente has hecho lo que he buscado siempre en otra persona: Que me exija sacarme partido.
En algún momento tuve mucha rabia, hay veces en que recaigo, pero es menos. Cuando me di cuenta de que te quiero, entendí que toda esta situación debía manejarla con emociones positivas, aunque percibiera que de tu parte pasara todo lo contrario. Lo que no me perdono es la situación incómoda que te generé producto del error.
No sé si ya has perdonado el error y ahora evitas el contacto para que no vuelva a pasar una situación parecida. Por la expresión de tu rostro cada vez que nos topamos, siento que aún estás enojada.
Es muy probable que las consecuencias del error las tenga que seguir pagando por mucho tiempo más. Ya me he acostumbrado a esta situación. Quisiera contarte tantas cosas, pero sé que no tienes ni el ánimo ni las ganas de escucharme.
Lo sabes, escribir es una vía, un escape, pero también hay que atreverse a hacerlo. Quizás este atrevimiento traiga consecuencias, pero asumo el riesgo. Solo un malintencionado, o una malintencionada, podría sacar provecho de esto para perjudicarme.
Seguramente te importa un cuesco todo esto, pero tenía que decírtelo.
Querida Luz de Luna: Feliz cumpleaños. Un gran abrazo, saludos y mucho amor en todo.



Add your comment

XHTML: You may use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>