José Emilio Muñoz Labra

Informática y un largo etcétera

1 de Mayo de 2018

Hoy, 1 de Mayo de 2018, se cumplen 8 años desde que mi papá partió al descanso. Han sido años en que lo he extrañado mucho, pero también he aprendido a reconocer su legado en las cosas que he hecho durante este tiempo.

Más allá de su esfuerzo por lograr financiar una buena educación y todo lo que requerían mis tratamientos médicos, su mayor herencia va en los profundos valores que me dejó, entre los que se destaca el amor a Dios.

Hay días en que extraño aquellos diálogos en donde hablábamos de los temas que nos apasionaban o cuando reíamos de las mismas cosas. Sin embargo, también tengo la esperanza de que en algún momento nos reencontraremos, restaurados y ahora sí, sin nada que impida cumplir con todas las cosas que él deseaba hacer una vez que tuviera un hijo.

Por el momento queda ese buen recuerdo que reconforma en momentos complicados y que trae a la memoria los consejos que en su momento me dio y que siguen vigentes.



Add your comment

XHTML: You may use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>