José Emilio Muñoz Labra

Informática y un largo etcétera

Las expresiones de Alfredo Jocelyn-Holt

De vez en cuando, de tiempo en tiempo, me topo con expresiones o artículos que, buscando exhibir una supuesta superioridad moral frente a algún tema o hecho, denuestan lo que ha hecho Don Francisco en la Teletón. Hoy me he topado con las despectivas expresiones de Alfredo Jocelyn-Holt y al leerlas solo puedo apreciar a un pobre ser humano con un alma perturbada y enferma.

Me indigna que se hable tan livianamente del sufrimiento de niños y que se pretenda comparar, o establecer, un orden de importancia de ese dolor con respecto a otras situaciones dolorosas por las que han pasado miles de chilenos. ¿Qué dolor es más fuerte: el de la tortura, el del secuestro, el del asesinato, el de los espasmos de un niño espástico con yeso en la mitad de su cuerpo, el de una niña recién fenolizada, el de un niño que recibe burlas por su afasia? ¿Son comparables? ¿En realidad hay dolores más importantes que otros? Creo que cada dolor es propio de quien lo recibe y que nadie puede decir que un dolor es menos o más importante que otro, pretender hacerlo es un despropósito.

Personalmente me tiene cansado que cada vez que alguien quiere atacar a Don Francisco, ataque a la Teletón. Me cansé de quedarme callado ante la prepotencia, la liviandad y el poco conocimiento con el que se habla de una obra tan hermosa y que tanto bien ha hecho a miles de niños con discapacidad de mi país. Me indigna la poca empatía, la falta de inteligencia emocional, la liviandad de palabras y el descriterio de las expresiones de Jocelyn-Holt. No se podía esperar otra cosa de alguien que en ningún momento se preocupó por la salud de su sobrina pequeña enferma de cáncer. No se le puede pedir peras al olmo.

Link relacionado:



Add your comment

XHTML: You may use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>