José Emilio Muñoz Labra

Informática, literatura y un largo etcétera

Participación Teletón 1998

Teletón 98

El año 1998 es el último en el cual tengo una participación activa en la campaña de la Teletón. Se trató de un año muy frenético en torno a colaboraciones para la Fundación

A mediados de ese año participé de un foro en la Cepal acerca de telecomunicaciones y discapacidad, que contó con la presencia de especialistas de diversos rincones del mundo. En aquella ocación diserté acerca de las ventajas que aportan las tecnologías de la información para todas aquellas personas que llevan algún tipo de discapacidad.

Tres meses después fuí invitado al lanzamiento de la Teletón 98, en donde se celebraban 20 años del inicio de la cruzada. Me correspondió hacer un microdiscurso (de un minuto) en el que di testimonio de lo que significaba la Teletón para mí. Entre los asistentes estaban: Eduardo Frei Ruiz-Tagle, Presidente de la República de aquel entonces; Joaquín Lavín, alcalde de Las Condes en esa época; Lucero, que lucía hermosísima; Angélica Castro, absolutamente bella y un largo etcétera de personajes del mundo político, empresarial y artístico.

A la semana siguiente me invitaron al programa Gigante y Usted, conducido por Don Francisco. En aquella ocación me tocó repetir el microdiscurso anterior. Entre los invitados que compartieron set conmigo estaban: un inquieto Sergio Lagos, una tierna Adela Secall y una despampanante Patricia Manterola, que se sentó al lado mío en el camarín. El resto de los personajes no los recuerdo.

A finales de ese año, recibí un llamado de un productor de la Teletón. La idea era presentar junto a Don Francisco, el testimonio de un niño que padece la misma discapacidad mía (espasticidad severa) y que tenía los mismos sueños míos de cuando niño. La idea me parecio genial y acepté inmediatamente.

Coincidentemente, la empresa donde trabajo era auspiciadora de la Teletón en ese entonces, por lo que acompañé a sus ejecutivos a la entrega del aporte correspondiente en el Estadio Nacional.

Aquel momento constituye para mí la coronación de una etapa de la rehabilitación muy exitosa en términos terapeúticos y humanos. Pase de ser paciente de la Teletón, testimonio de ella, compañero de Don Francisco por unos minutos en la animación y finalmente parte de la delegación de una empresa auspiciadora. Puedo decir con orgullo que soy parte de la historia de la Teletón y que mi testimonio, sin dudas, abrió muchas puertas a muchos otros pacientes.


1 Comment
  1. Barbara Ponce Aviles 6 November 2008, 23:30

    Emilio que emocionante y enriquecedora experiencia la que viviste. Formar parte de la Teleton en ese entonces y hacerse participe directo de ella lo encuentro maravilloso. De todas las cosas que se hacen en este pais para ayudar a las personas, ya sea por el Hogar de Cristo (que hasta hace un poco tiempo atras fui voluntaria aca en mi Ciudad), Hogares de Ancianos, para personas con cancer, enfermos de Sida y asi suma y sigue por que la lista es larguisima, la Teleton es una de las causas que mas me gusta (bueno a parte del HC) es tan noble, tan bonito ver como tantas personas logran el sueño de recuperarse, de rehabilitarse. Me alegro que hayas vivido esa experiencia inolvidable, y ojala que muchas personas se animen nuevamente a colaborar como los años anteriores, para la causa de este año 2008. Un abrazo fuerte! que estes muy bien. Barbara :P


Add your comment

XHTML: You may use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>